logo


Uno de los objetivos que defendemos es asegurar la alimentación como un derecho humano básico y al que todas las personas deben tener acceso. Una alimentación sana, nutritiva y culturalmente apropiada, en cantidad y calidad, suficiente para llevar una vida sana, completa y digna.

Partimos de la defensa del derecho a la soberanía alimentaria, es decir, el derecho que tiene toda nación a acceder a los alimentos y a garantizar el desarrollo del sector primario para asegurar la realización completa de este derecho fundamental. Esto implica la participación de los movimientos y organizaciones de campesinos en la elaboración y el control de las políticas agrícolas, así como el control por parte de los productores sobre los diferentes recursos necesarios para la producción (tierra, agua y semillas).

Además contribuimos al desarrollo de alternativas productivas y tecnológicas duraderas que proponen las asociaciones, federaciones u otras organizaciones de pequeños campesinos, dando capacidad a los productores organizados en su diálogo con las autoridades locales, regionales y nacionales.

NicaraguaCuba Malí PalestinaColombia – El Salvador