logo


Ayúdanos a incrementar el Fondo de Emergencias, haciendo una donación a la cuenta
2100 3200 95 22 01233743 

En momentos de dificultad, las personas confían sobre todo en sus organizaciones y redes locales. Porque son las que siempre están ahí, al pie del cañón, familiarizadas con las necesidades de la ciudadanía. Ante situaciones de desastres naturales o conflictos armados, esta confianza se pone a prueba y desde la Associació Catalana per la Pau actuamos, ayudando a fortalecer el trabajo de estas asociaciones locales.

Así lo hemos hecho en diferentes circunstancias:

• Ante la guerra y la posterior invasión de Irak, en el año 2003, junto con nuestros socios locales de la asociación Al-Amal, cubrimos durante tres meses las necesidades sanitarias de más de 30.000 personas, en la ciudad de Diyala y en su periferia.

• Ante la guerra en el Líbano, en julio de 2006, con nuestros socios del Secours Populaire Libanaise, conseguimos dar cobijo, medicinas y alimentos a aproximadamente 15.000 personas que huían de los barrios del sur de Beirut, bombardeados por la aviación israelí.

• En Palestina, en el año 2008, con nuestros socios de Palestinian Medical Relief Society, pusimos en funcionamiento una clínica móvil para la atención sanitaria de la población de cinco municipios de Cisjordania, ateniendo a víctimas de los ataques del ejército y de la aviación israelí.

• En Haití, tras el devastador terremoto de 2010, nos sumamos a los esfuerzos de Veterimed y Oxfam-Bélgica, para asegurar la producción de leche y su distribución a bajo coste en los centros urbanos (a través del programa Let Agogo) en la localidad de Croix des Bouquets, una área duramente afectada por el terremoto.

• Ante el conflicto armado y la crisis alimentaria que sufrió Malí, entre 2012 y 2013, proporcionamos alimentos, agua y material médico de emergencia, distribuido por nuestros socios locales de la Association Malienne pour la Solidarité et la Cooperation Internationale au Developement, a través de la red de centros de salud comunitaria de los municipios de Gao y Tombouctou, al norte del país.

• En Filipinas, a raíz del supertifón Haiyan en 2013, pusimos en marcha una campaña de solidaridad con el objetivo de ofrecer soporte de emergencia a las poblaciones afectadas por el desastre, de la mano de tres organizaciones populares (GabrielaCouncil for Health and Development y Advocates for Community Health).

• Como consecuencia del conflicto en Siria iniciado en el año 2011, lanzamos la Campaña de Acción Humanitaria con las Personas Refugiadas en Jordania y el Líbano, junto con la Fundació Pau i Solidaritat de CCOO y l’Associació Catalunya-Líban, para apoyar diferentes proyectos que nuestros socios locales desarrollaban en estos dos países.

• En Colombia, en abril de 2016, las fuertes lluvias acaecidas en Mocoa, capital de la región de Putumayo, provocaron el desbordamiento de tres ríos y un posterior alud de barro y piedras sobre la localidad. De la mano de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC), recaudamos fondos destinados a l’adquisición de material de emergencia y a la creación y puesta en marcha de una brigada médica de urgencia.

Nuestro Fondo de Emergencia nos permite ser flexibles, para responder a este tipo de situaciones de emergencia: rápidamente, cuando es posible; y después de reflexionar con los socios locales para abordar el futuro, cuando es necesario.