logo


Durante la presentación del informe sobre vulneración de derechos en Palestina de la Associació Catalana per la Pau, Mustapha Barghouti ha expuesto cuál es la situación del pueblo palestino y ha reiterado el deseo de resistencia pacífica de la ciudadanía palestina.

La ocupación de Palestina por parte de Israel es la más longeva de la historia –el mes que viene hará 52 años-, y no solo es una ocupación militar, afecta todos los ámbitos de la vida; es un apartheid, pero nosotros resistiremos”. Con esta rotundidad ha definido el dirigente palestino, el Dr Mustapha Barghouti (Jerusalén, 1954), durante la presentación del informe ‘Vivir bajo la ocupación: la sociedad civil palestina hace frente a las vulneraciones de los derechos humanos’ de la Associació Catalana per la Pau (ACP), la situación que vive la población de Palestina desde 1947.

Barghouti, que también es presidente de una de las entidades de más renombre en Palestina, Palestinian Medical Relief Society (PMRS), que ofrece asistencia médica a la población, ha denunciado que la población palestina está privada de sus derechos fundamentales y está siendo expulsada de su propia tierra. Pero recuerda que “las palestinas y los palestinos no pensamos darnos por vencidos”. El médico, político y activista palestino también ha lamentado la impunidad que tiene el estado de Israel: “Nos matan, nos disparan, destruyen nuestras propiedades y no pasa nada, no tienen que responder ante ninguna autoridad”.

El passat 1 de juny, la voluntària mèdica Razan Al Najjar, membre de Palestinian Medical Relief Society (PMRS), una de les nostres organitzacions sòcies a Palestina, va ser assassinada a Gaza per un franctirador de l’exèrcit israelià, mentre atenia un home ferit.De hecho, Barghouti ha querido recordar que Israel actúa con tal impunidad que “ha asesinado a tiros a dos jóvenes voluntarios de PMRS- el pasado mes de marzo a Sajed Mizher, y en junio de 2018 a Razan Al Najjar- por estar haciendo, simplemente, su trabajo”. “Los mataron y sólo estaban ayudando a su gente”, ha remarcado. En el año 1996, el propio Barghouti recibió dos disparos de bala por parte del ejército israelí “que, por suerte, no me dieron en el corazón”, ha añadido.

Durante la presentación, celebrada en el Col·legi de Periodistes de Barcelona, la autora del informe, la periodista Ana Basanta, ha destacado una de las afectaciones más desconocidas que tiene la ocupación, la medioambiental. “La gente no sabe que las grandes fábricas israelís, muy contaminantes, han sido trasladadas a territorio palestino, como es el caso de Geshuri Industries, que se instaló en el año 1987 en Tulkarem. Desde su traslado, el número de personas con cáncer o afectadas por enfermedades pulmonares graves en la zona se ha disparado, y ya supone el doble de afectados que en Nablus, una población el doble de grande que Tulkarem”. Este tipo de acciones demuestran, para Basanta, “que Israel no considera a los palestinos personas igual que ellos”.

Tanto Basanta como Barghouti, han querido hacer hincapié en el hecho de que, a pesar de las dificultades y el intento de arrinconamiento por parte de Israel, la población palestina resistirá, y lo hará de formas muy diversas. Una de las más sorprendentes para la periodista es el trabajo que se hace desde el sector cultural: “La cultura es muy dinámica, es una forma de resistencia muy valiosa”, ha matizado. En este sentido, el doctor Barghouti ha querido dejar claro que, a pesar del plan que quiere aplicar Trump sobre el territorio, “que ha sido diseñado por Netanyahu tal y como ya demostró en un libro que escribió en el año 1996”, los palestinos seguirán trabajando “de manera pacífica” para no ser expulsados de su tierra.

Para el dirigente palestino, el conflicto entre Israel y Palestina sólo tiene una solución, que será pacífica: “Se tiene que construir un estado donde todos podamos vivir, en el que todos tengamos los mismos derechos y deberes, se nos respeten y seamos tratados igual”. Y es que, como ha explicado Basanta, actualmente la población palestina sólo hace un ruego: “Que nos traten como a seres humanos”, ha apuntado. A pesar de que siempre ha defendido la vía pacífica, el líder de PMRS ha lamentado que, a menudo, “los palestinos somos tratados de terroristas y se nos deshumaniza”, una calificación que les hace sentir “muy enfadados y tristes”.

L'informe redactat per la periodista Ana Basanta serà presentat pel dirigent palestí, el Dr. Mustapha BarghoutiPor este motivo, el informe de la ACP ‘Vivir bajo la ocupación: la sociedad civil palestina hace frente a las vulneraciones de los derechos humanos’ ha querido dar protagonismo a las palestinas y los palestinos: “El informe no tiene muchas estadísticas porque hemos querido probar una nueva forma de explicar la vulneración de derechos a partir de los propios afectados, que la gente explicase la vulneración de derechos bajo la ocupación”, ha puntualizado el presidente de la ACP, Xavi Cutillas. La publicación del informe forma parte de la campaña Palestina Batega, que la ACP impulsa desde mediados de 2018 para dar la voz al pueblo palestino mediante expresiones culturales como la música, el cinema, el circo, el teatro y la poesía. Como parte de Palestina Batega, este fin de semana la compañía de circo palestino, Palestinian Circus School, llevará a cabo dos actuaciones de SARAB, que reflexiona sobre la situación de los refugiados, en el Ateneu Popular 9 Barris (C/Portlligat, 11-15).